lunes, 20 de febrero de 2017

¿Implicación o Compromiso?



De manera habitual las palabras implicación y compromiso aparecen en nuestro vocabulario relacionadas con un sinfin de actividades, la mayoría de las ves relacionadas con el trabajo. Es celebre la fábula del cerdo y la gallina y su actitud a la hora de preparar un plato de huevos con beicon. Los dos animales intervienen, pero uno está implicado y el otro comprometido. La gallina se implica de manera activa poniendo los huevos que luego serán fritos, pero el cerdo se compromete, de manera extrema, aportando su cuerpo y su vida de donde obtener el jugoso beicon.

Pero, sabemos realmente como llegar al compromiso, cómo dar un paso adelante más allá de la implicación.Para verlo de manera simple, en el siguiente video sobre compromiso se puede apreciar qué es el compromiso y cuáles son las maneras de que disponemos para poder ponerlo en práctica. ¿Te atreves a comprometerte?. Adelante, inténtalo!!!!.

lunes, 13 de febrero de 2017

Aprende a ser creativo


En muchas ocasiones, en los procesos de consultoría surgen cuestiones relacionadas con la creatividad y la innovación. La respuesta no es siempre sencilla, pero las preguntas o argumentaciones formuladas suelen ser siempre las mismas:" no sé como generar ideas", "a mi no se me ocurre nada",  y así un largo sinfin de excusas más.


Como todo proceso la creatividad requiere de un aprendizaje y una metodología. Puede resultar más o menos compleja, pero responde siempre a unas premisas básicas. En el video que acompaña esta entrada del blog se muestran algunos pasos necesarios para aprender a ser creativo. Animo, el camino merece la pena.

lunes, 6 de febrero de 2017

A vueltas con el liderazgo

Dicen los expertos que, entre otras muchas causas, una de las claves de la derrota de Hillary Clinton en las pasadas elecciones estadounidenses ha sido la falta de un liderazgo próximo, de un liderazgo cercano a los y las votantes. No es este el momento del análisis político, pero si de tratar de abordar que liderazgo es el más apropiado en cada omento.

Cuando hablamos de liderazgo estamos hablando de muchos factores que deben conjugarse en uno solo. Hablamos de conocimiento, actitud, cercanía, capacidad de ejemplo, capacidad de comunicación, empatía y un largo etcétera de competencias que pudiéramos ir añadiendo. Pero también hablamos de que las personas a las que vamos a liderar nos vean como un ejemplo a seguir.

Seguramente, una de las principales características de un líder es su capacidad de ejemplo, su habilidad para que las personas le vean como un ejemplo en el que mirarse. Y en cada momento se puede requerir un tipo de líder distinto. En una situación de crisis, de dificultad, puede tener cabida un tipo de liderazgo más centrado en una persona con capacidad de decisión, sin sombras de dudas ante las decisiones a adoptar, por difíciles que estás puedan resultar. Pero a la larga, este tipo de liderazgo, con claros rasgos autoritarios, llegan a cansar y generar desánimo en las personas lideradas. Anula su autonomía, su capacidad de decisión y, por tanto, acaba generando insatisfacción.

También hay otro tipo de liderazgo que presenta una cara más amable, pero dónde prácticamente se hace dejación de muchas responsabilidades y, al final, lo que debiera funcionar como un engranaje perfecto, con todos los elementos para que así suceda, se convierte en una especie de ejército de Pancho Villa. El líder, en aras a ese quedar bien con todas las personas, pierde autoridad y deja de ser un ejemplo. En ese momento,  se les escapa el ejercicio del liderazgo.

Lo importante en cualquier organización es tener claro el tipo de liderazgo que se desea y las competencias requeridas a los líderes. A partir de ahí, se puede iniciar el camino. Si no tenemos claro a donde queremos llegar, estaremos andando por andar.

lunes, 30 de enero de 2017

Actitud versus Aptitud

Nos encontramos ante la generación mejor formada, y la que más dificultades tiene para acceder al mercado laboral. No hay ninguna duda de que a la hora de seleccionar a un persona para un nuevo puesto de trabajo, el problema actual no es la Aptitud. Con carácter general, no es el conocimiento el elemento diferenciador.
Títulos, másteres, dominio de idiomas, etc pueblan los folios de los curriculums que llegan a las empresas. Por tanto, la aptitud no es el elemento diferenciador, al menos en términos generales,
Lo que las empresas están buscando hoy en día está directamente relacionado con la actitud, con el comportamiento, con la disposición a. Y ahí, si hay diferencias entre personas. Cada uno actuamos de manera diferente. Para unos la botella siempre está medio llena, mientras otros la ven siempre medio vacía.
Victor Kuppers, experto en motivación, nos adentra en como afrontar el cambio de actitud. Puedes comprobarlo en el siguiente video

lunes, 23 de enero de 2017

Liderazgo tranquilo

Ni soy madridista ni nunca lo seré, vaya esto por delante. En materia futbolísitca mi corazón es rojiblanco por el Athletic de Bilbao y verdinegro por el Sestao River. A partir de ahí, respeto para el resto pero nada más.

La fotografía de Zidane que ilustra esta entrada me sirve para hablar de Liderazgo. De un tipo de liderazgo concreto, de un liderazgo tranquilo. En el mundo del deporte el histrionismo está a la orden del día. Se pasa de la noche al día en cuestión de segundos, Ni siquiera es necesario aguardar al próximo partido. Un deportista puede pasar de ser abucheado por cometer un error garrafal a salir a hombros por realizar una acción espectacular. Son las incongruencias que nos depara la vida.


En el deporte en general, y en el fútbol en particular, estamos acostumbrados a percibir diferentes tipos de liderazgo. Algunos son tormentosos, eléctricos, se llevan todo lo que se les pone por delante sin reparar en nada. Casos como los de Mourinho, Clemente y alguno más, son un ejemplo claro. Conmigo o contra mí. Sin término medio. Las cosas empiezan bien y terminan como el rosario de la aurora.

Otros, como Del Bosque, Valverde, o Zidane, lo llevan de otra manea, con tranquilidad. Sin alzar la voz, haciéndose sentirse bien a los componentes del equipo, sin olvidar el objetivo, y sin dejar de utilizar un puño de hierro cuando es necesario. De Zidane se ha dicho de todo, pero nadie puede negar los resultados conseguidos. Tiene en el equipo personas que reclaman cosas, minutos de juego, más oportunidades. Y él responde con argumentos, sin meterse en charcos, y siempre con una sonrisa en la boca..

Frente al grito y la amenaza, la tranquilidad. Y además, mejora resultados

lunes, 16 de enero de 2017

Nuevas ideas, nuevas empresas

La palabra clave es Innovación. Está por todas partes. Los empresarios la ponen como necesidad imperiosa para adaptarse a nuevos mercados y situaciones. Los políticos la utilizan como la fórmula mágica que resolverá todos los problemas de la ciudadanía. 
La pregunta entonces es ¿si tan necesaria es, por qué no encontramos más innovación?. la respuestas es que innovar no es tan sencillo. Innovar requiere una metodología, requiere tiempo, inversión, personas y momentos. Aunque siempre hay ideas brillantes que pueden convertirse en un éxito, aunque éste sea efímero.
No siempre, pero en muchas ocasiones, la innovación va unida a una oportunidad. Coincidiendo con todo el fenómeno del Brexit en el Reino Unido, es decir, la salida de la Unión Europea decidida por sus ciudadanos, un periodista, Matt Kelly, pensó que en el marco de la prensa británica las personas que querían continuar ligadas a Europa no tenían un medio de comunicación de referencia. Y ahí surgió la idea: crearía un periódico para ese 48 por ciento de la población que se había quedado sin referente en opinión publicada.
La idea innovadora radica en que el nuevo periódico, llamado The New European, surgen con vocación limitada en el tiempo y.....en formato papel. Cuando todo el mundo anuncia la desaparición del papel, el nuevo medio de comunicación se soporta en el canal tradicional y es todo un éxito. Con periodicidad semanal, el primer mes vendió 48.000 ejemplares, y luego ha ido bajando hasta 28.000, aunque muy por encima de los 17.000 que constituyen su umbral de rentabilidad.
Frente a periódicos centenarios como The Times. The New European se ha configurado como una pop- up. Una empresa con límite de tiempo preestablecido. En principio pensaban que el interés duraría 4 semanas, y ahora contemplan que comerán el turrón en 2017.
Como comentaba al principio, la Innovación requiere método, tiempo, inversión, personas y momentos, pero siempre se parte de una idea. Y lo difícil es eso, tener ideas y maneras de pensar y afrontar las cosas diferentes a las del resto. En caso contrario, mejoraremos pero no innovaremos. Como ven no es fácil, pero se puede intentar.

lunes, 9 de enero de 2017

Construir sueños


Nubes, Se Forman Las Nubes, Montaña NubeCuando una persona crea una empresa, normalmente, trata de alcanzar un sueño. Poner en práctica una idea, desarrollar un nuevo producto o servicio, dar respuesta a necesidades detectadas, o generar necesidades impensables para las que tenemos la respuesta apropiada.
En el lenguaje empresarial, la plasmación del sueño es la Visión. El lugar al que queremos llegar en un horizonte a medio o largo plazo y también, la forma en que queremos ser percibidos por nuestros grupos de interés. Sin embargo, en mas ocasiones de las deseadas, las empresas no han definido su Visión. Simplemente, se limitan a hacer cosas. Ello no significa que no haya sueños detrás, pero no están explícitos. Y si no se han especificado es difícil que las personas que constituyen la empresa se puedan identificar con esos sueños y el camino a recorrer para alcanzarlos.En otras ocasiones, los miedos actúan de frenos. Potentes frenos ante cuestiones tan triviales cómo " y si, y si, y si". Al final, muerte por parálisis.
El doctor Mario Alonso Puig es un experto en llevar diferentes cuestiones médicas al ámbito de la gestión. En el siguiente enlace, Construyendo Sueños, nos enseña como poder construir dichos sueños.